Inicio

Mudanza

Soy demasiado verborrágico como para ajustar las reseñas a los 2200 caracteres que nos regala Instagram. A partir de ahora las reseñas de los libros que nos gustan y tenemos en Huella Botánica las voy a subir acá.

Durante los primeros dos mil tuve varios blogs, más o menos urticantes, donde publicaba poemas gastrointestinales, burradas sobre politiquería y relatos cortos (de vista). En este blog, en cambio, se trabaja: reseñas de los libros que me gustan, observaciones en torno a la escritura y los talleres que timoneo, y un diario bloguista adolescente que, lejos de adolecer, comparte la fluorescencia de lo sentido.

Ah, y lo que paga el armazón de mis anteojos: la venta de libros.

La idea nunca es vertical: comentarios, aversiones, las ganas de piropear o pegar el portazo: lo que sea, por el amor del cissus, déjenlo escrito. Solo así sabremos cuántxs somos lxs que leemos hasta lubricarnos las córneas con goteros; lxs que levantamos la cabeza del libro y, ante el ahogo, volvemos a bucear.

Por último, el bot de esta nueva casa me pregunta: “Si tu blog resulta ser un éxito a lo largo del próximo año, ¿qué objetivo te gustaría lograr?” Y sin pausa, entre hijo y pandemia, reacomodo: “Si tu próximo año resulta ser un éxito, ¿qué logro te gustaría bloggear?”. Hacia ahí vamos.

Entradas recientes

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora